automovilesserrablo.com

automovilesserrablo.com

Energias de Panticosa

Energias de Panticosa

panticosa.com

panticosa.com

ecozara.es

ecozara.es

Asociación Rolde

                              MIGUEL MARTINEZ TOMEY

              Presidente Rolde Estuudios aragoneses (ROLDE)

                          Abril 2018      entrevista nº: 00108

 

PZBT: ¿Qué es Rolde, por qué se fundó y quien la componen?

R.:  El Rolde de Estudios Aragoneses es una asociación cultural comprometida con Aragón. Nació en marzo de 1977 (y, en noviembre de ese mismo año, la revista Rolde)con la finalidad de reivindicar la cultura y la identidad de Aragón en un contexto de transformación política y social en el que los aragoneses pugnaban por ver reconocida su personalidad histórica y sus derechos. Comenzó llamándose, por ello, Rolde de Estudios Nacionalista Aragonés (RENA). Posteriormente, con la conformación de un aragonesismo político consolidado, la asociación se centró en su faceta más propiamente cultural, sin perder de vista los desafíos presentes y anhelos ante el futuro de la sociedad aragonesa. Sus primeros componentes pertenecían a los ambientes intelectuales de la Universidad de Zaragoza. En el núcleo fundador podemos citar a Carlos Polite, Jorge Cáncer, Guillermo Bovio, José Ignacio López Susín y Pepe Melero. A ellos se añadieron pronto otros entusiastas de la cultura aragonesa como Antonio Pérez Lasheras, Vicente Pinilla, Salvador Badía, Chulia Ara, Chesús Bernal, José Luis Acín, Antonio Peiró, Pilar Bernad, Javier Aguirre, Ángela Cenarro, Carlos Serrano, Antonio Pérez Lasheras, Víctor Juan Borroy... La nómina de intelectuales y artistas es abrumadora.

 

PZBT: Se fundaron en 1977, la añada pasada cumplieron su 40 aniversario, no es nada habitual que una asociación sin ánimo de lucro perdure tanto tiempo, cual es el secreto?

R: Creo que lo expresó muy bien Pepe Melero en su intervención durante el acto central de celebraciones por nuestro aniversario el año pasado: porque nunca hemos discutido y porque todas y todos hemos trabajado desinteresadamente, algo que ya no se prodiga tanto como cuando nació el Rolde de Estudios Aragoneses. Somos, fundamentalmente, personas que comparten una rara forma de amistad: el amor por la cultura estimula el amor por el prójimo y éste fragua en una red de relaciones personales entre quienes aportan su esfuerzo y su talento al proyecto del Rolde que solo puedo calificar de honesta y sencilla amistad.

 

PZBT: ¿Qué objetivos tiene ahora esta asociación y en qué proyectos futuros están centrados?

R.: Siempre tenemos un montón de proyectos en nuestra cartera. Basta con mirar en la web de Rolde para darse cuenta de los que ya hemos sacado adelante durante estos 40 años. Buscamos llenar al menos otros 40 años con ese torrente de arte, cultura y conocimiento a través de nuevos formatos, mejor adaptados a las nuevas fórmulas de expresión y comunicación que suponen las nuevas tecnologías de la información, redes sociales, etc. Los formatos pueden variar, pero nuestros empeños no tanto: difundir la cultura aragonesa, promover a los nuevos talentos, abordar los desafíos de nuestro desvertebrado y despoblado territorio, profundizar en el conocimiento de nuestra Historia e identidad como aragoneses y proyectarlo hacia el mundo del mismo modo que miramos al mundo para actualizar nuestra propia cultura, para seguir teniendo un espacio bajo el sol de un mundo que se ha hecho más pequeño e interdependiente. Es la misión de nuestra revista Rolde, de nuestras colecciones de libros (en formatos físico y electrónico), de nuestras exposiciones, del Centro de Interpretación de la Autonomía Aragonesa de Caspe, del Centro de Estudios sobre Despoblación y Desarrollo de Áreas Rurales (CEDDAR), del Archivo de Aragonesismo Contemporáneo, de la Sección de Lenguas Minoritarias, de la Colección Rolde de Arte Contemporáneo y de multitud de cursos, charlas y actividades alternativas dirigidas a toda la sociedad.

Pero también tenemos desafíos en cuanto a nuestro principal activo: el capital humano que conforma nuestra asociación. En ese sentido, queremos acelerar el ritmo (por lo demás, creciente) de incorporación de personas jóvenes y -sobre todo- de mujeres. En breve contaremos con un plan estratégico que organizará de forma más eficaz nuestro trabajo en esos y en otros importantes ámbitos.

 

PZBT: ¿Cómo logran sobrevivir con tan poco apoyo institucional?

R.: Sin duda, gracias a la generosidad de los socios de Rolde de Estudios Aragoneses y de suscriptores a la revista Rolde. Con sus aportaciones, su trabajo totalmente desinteresado, su ingenio para estirar cada euro casi hasta el infinito y con el tesón de la Junta Directiva y, especialmente, nuestro coordinador, Carlos Serrano. Y, después de tantos años de superar dificultades, la extraña sensación de que nos hemos hecho más viejos (léase “veteranos”) y que nuestra experiencia es todo un grado para afrontar las dificultades.

  

PZBT: ¿Qué medidas existen para impulsar todavía más la lengua aragonesa en todos los municipios de la Bal de Tena?, como esta este tema a fecha de hoy?, que número de inscripciones hay en cada municipio tensino y Biescas?, ¿Hay becas para ello?

R.: Como en el resto de Aragón, en la Bal de Tena se acusa el inaudito fenómeno por el que una comunidad autónoma que tiene por prescripión de la Constitución y del Estatuto la competencia y la obligación de cuidar de sus lenguas propias desde 1981 se ha dedicado durante 35 años a demostrarle al mundo que sus prioridades eran otras. Y tanto lo eran que, por poner un ejemplo, a las alturas de 2014 Aragón en sus presupuestos dedicaba solo 2 céntimos de euro por habitante y año a defender y fomentar su lenguas, mientras que Euskadi gastaba 51€, Cataluña y Baleares 12€, Navarra 3€, Galicia 2,5€ y Valencia y Asturias alrededor de 1€. Partiendo de este desolador panorama, las cosas han ido cambiando en los últimos años en los que, aun continuando a la cola de esta capacidad de gasto.

El número de alumnos que aprenden aragonés en la escuela se ha duplicado (más de 1.100 alumnos en este curso con este desglose: Sallent: 23, Pandicosa: 19, Tramacastiella 7 y Tierra de Biescas 46.

Se han recuperado los programas de socialización en la escuela y en la calle, así como la dotación económica de los premios literarios que prestigian nuestras lenguas propias, se realizan campañas de sensibilización, dignificación y conocimiento de nuestra realidad trilingüe, se promueven y apoyan producciones audiovisuales... ¡Pero queda mucho por hacer y los recursos siguen siendo demasiado escasos, máxime si consideramos que estamos ante una lengua en grave peligro de extinción!

 

PZBT: ¿Qué se esta haciendo para eliminar los restos de lindano en toda la comarca Alto Galligo?

R.: Desde que comenzó esta crisis del lindano en los años 90, el gobierno de Aragón ha tratado de estabilizar y aislar los depósitos tóxicos allí en donde se han localizado. Solo esto ha supuesto entre 1992 y 2015 un gasto de 53,4 millones de euros, de los que el 70% los ha puesto el presupuesto de Aragón, mientras que España ponía un 20% y la UE un 10%. Sin embargo, los planes de actuación que deben culminar en la completa remediación y saneamiento de todos los suelos y aguas contaminados tienen un horizonte de otros 20 o 25 años más y un coste que supera los 400 millones de euros. El caso Inquinosa ha dejado uno de los mayores vertidos tóxicos de Europa, de proporciones incluso mayores que las de los vertidos producidos en casos mucho más conocidos mediáticamente: 115.000 toneladas -que podrían resultar ser hasta 160.000- de hexaclorociclohexanos, más del doble del fuel vertido por el Prestige y cuatro veces más que los metales pesados de los lodos de Aznalcóllar. Pero es que, además, su toxicidad para la vida natural y el ser humano es muchísimo mayor. A pesar de ello, lo gastado hasta la fecha es doce veces inferior a la desembolsada en un tiempo record con el Prestige y menos de la cuarta parte de la de Aznalcóllar. La diferencia de tratamiento por parte del Estado español es, simplemente, insultante.

A pesar de ello, el Gobierno de Aragón sigue en una silenciosa lucha, desarrollando tecnologías innovadoras de tratamiento del depósito tóxico in situ y cooperando en proyectos que cuentan con apoyo y financiación (aunque sea tan limitada) de la UE, con la vista puesta en desarrollos tecnológicos exportables y proyectos de regeneración ecológica y económica en la zona. Pero a Madrid, al parecer, todo esto parece traerle sin cuidado a la vista de su insignificante implicación en estas iniciativas.

 

PZBT: Al ser profanos en la materia, le queríamos preguntar cómo está la normalización de la lengua aragonesa, ya que según de que zona se charre o provenga es una traducción u otra, ¿No se podría normalizar una sola y así conseguir que la charrara más aragoneses para que no sea lio y unificar todas en una sola?

R.: Todas las lenguas surgen y se desarrollan a partir de sus diferentes realidades dialectales, empezando por el propio castellano o español. Como hablante desde mi niñez me sorprende que en el caso del aragonés haya personas a las que les desconcierte tanto el contacto con las diferentes variedades dialectales del aragonés ya que, en mi experiencia, nunca he tenido problemas de insuficiente intercomprensión con aragonesohablantes de otras comarcas, desde Ribagorza hasta Ansó. Evidentemente, las diferencias afectan también al campo semántico (el significado y acepciones de las palabras), pero no es un problema tan sustancial como para dificultar sensiblemente la comunicación o que no sea fácil de resolver mediante la elaboración de un diccionario normativo. Hasta que una academia de la lengua aragonesa (cuya creación parece inminente) lo elabore, tenemos al menos la fortuna de tener una gran cantidad de diccionarios generales (como el del Rafael Andolz o el de Antonio Martínez) y repertorios léxicos dialectales a los que recurrir para despejar cualquier duda en cuanto al significado y uso de cada voz en su contexto.

Por otra parte, la conformación de un estándar lingüístico es un proceso muy largo que  depende en gran medida del uso de la lengua en ámbitos literarios y científicos, medios de comunicación de masas, instancias oficiales, etc. Comporta procesos de integración de formas, voces y acepciones provenientes de todas las variedades dialectales, adopción y fijación de neologismos y acceso de la generalidad de los hablantes a estos niveles de comunicación. Requiere, pues, paciencia, muchos años de uso y una actitud abierta, receptiva y constructiva por parte de la generalidad de los hablantes, pero todas las lenguas vivas, incluso las más habladas, han pasado durante décadas y siglos por este proceso... ¡y siguen evolucionando! ¿Por qué habría de ser distinto en el caso del aragonés? Un consejo: no nos creamos tan especiales los aragonesohablantes, que nuestra lengua no es distinta a todas las demás, puesto que todas han pasado por esta fase en su configuración o recuperación. Asumamos nuestra lengua en el estado en el que se encuentra, con un estándar todavía en proceso de conformación en medio del rico panorama dialectal que lo alimenta de recursos. No nos rompamos la cabeza con debates bizantinos sobre cuestiones de detalle que han de resolver, hablémosla públicamente y sin complejos de la mejor forma que sepamos y recordemos, usando todas las palabras, formas y expresiones que ofrecen nuestros dialectos y no la dejemos morir por no usarla por vergüenza o temor a equivocarnos. La única equivocación que nos tiene que intimidar es la que supone no hablarla ni escribirla. (Ya sabéis: la próxima entrevista también en aragonés ;-)

 

PZBT: ¿Qué opinión les merece todo lo que se ha luchado y conseguido hasta hoy en los municipios de Lanuza y Janovas?

R.: Es la demostración palpable de que solo son realmente derrotados quienes abandonan la lucha y se declaran vencidos. Y queda aún mucho por delante cuando pensamos en Biscarrués, en Artieda, en los pueblos que siguen desmoronándose. Es el mismo tesón que hemos de aplicar a las largas luchas seculares de nuestro pueblo: por el Canfranc, contra los trasvases, contra los proyectos medioambiental y socialmente insostenibles, por un Gállego sin lindano, por la recuperación de nuestra lengua ancestral, porque los pueblos se llenen de gente y de futuro... Detrás de esa lucha hay gente que decidió no rendirse nunca, gente que pasó el testigo a sus hijas e hijos y éstos lucharon y luchan como lo han hecho sus progenitores. Es el mejor ejemplo y legado que podemos transmitirnos entre generaciones porque sin él haría mucho que Aragón habría desaparecido. Porque vivimos en un país en el que, como decía una vieja canción de La Bullonera, “a pesar de todo aquí, a pesar de todo siempre, a pesar de todo estamos condenados a ser fuertes”. Ese es el pueblo aragonés.

 

PZBT: ¿Por qué desde la administración no se apoya como se debería la cultura aragonesa? Que habría que hacer para fomentar mas nuestra riqueza cultural entre la población aragonesa?

R.: El vil metal. Los recortes han sido demoledores para el mundo de la cultura, como para tantas otras cosas necesarias, imprescindibles. Se dice que un prominente fascista (unos dicen que fue Goebbels, otros que Millán Astray) dijo en una ocasión: "cuando oigo la palabra cultura, echo mano a la pistola". En estos tiempos se podría decir desde alguna instancia política: “cuando oigo la palabra cultura, echo mano al techo de gasto”. Y siendo esto probable, lo es más todavía si hablamos de cultura aragonesa: con qué demagógico y torticero desparpajo se despachan algunos hablando de las perentorias necesidades (suelen apelar a la sensibilidad hacia los más desfavorecidos o a los deteriorados servicios e infraestructuras públicas) para justificar que no se invierta (me niego a hablar de “gasto”) dinero en la cultura aragonesa, en el patrimonio material e inmaterial (lengua, tradiciones, formas de vida) y en todas las cosas que, además de lo inequívocamente perentorio, también son necesarias para nuestro bienestar, nuestra convivencia, nuestra inteligencia colectiva y nuestra felicidad personal. Pero no es solo una cuestión de dinero: también hay que creer en ese papel de la cultura, en todas sus dimensiones. TODAS: la cultura universal, la europea y, por supuesto, la aragonesa y ésta, muy especialmente, por su vulnerabilidad, en primer lugar. Si no nos creemos Aragón, si no creemos en lo que hemos dado al mundo y recibido de éste durante doce siglos de historia y, sobre esa trayectoria, no creemos en todo aquello de lo que somos capaces gracias a nuestro carácter, nuestra creatividad y nuestro amor propio (que eso es la identidad, no el orgullo irracional, sectario y de pandereta que por ahí llaman patriotismo, sea cual sea la patria en cuestión) se acabó nuestro pueblo y nuestra civilización y, a partir de ahí, todo es posible. Tenemos buenos ejemplos de lo que significa que nos aproximemos a ese erial cuando vienen otros de fuera a apropiarse y manipular nuestra Historia, a llevarse nuestros documentos y obras de arte, a ignorar nuestra mera existencia y nuestros intereses y necesidades, a mirar a esta tierra como se mira a una selva, un campo de tiro, un cementerio radiactivo, un basurero, un coto de caza o un cortijo. Esto es lo que deben interiorizar los aragoneses para que conozcan, reconozcan y enriquezcan su propia cultura. Deben pensar en el futuro de sus hijos y nietos.

 

PZBT: ¿Qué medidas propone para evitar el lento fallecimiento de pequeños pueblos rurales en Aragón luchando así contra la despoblación?

R.: Básicamente hay que establecer un nuevo modelo de desarrollo para los pueblos que, sin embargo, no es ningún misterio y que conocemos bien: hay que fomentar el emprendimiento y las actividades que diversifiquen la economía del medio rural. Tenemos un concepto agrarista de la economía de los pueblos y el sector primario es insuficiente para retener la población, y cada vez menos. ¿Por qué? Pues porque apenas crean oportunidades de empleo, especialmente para mujeres y jóvenes que realizan estudios medios y superiores, especializados, creativos, etc. Necesitamos que en los pueblos exista el mismo tipo de actividades económicas que existen en las ciudades (ese sitio al que todos se van porque en él encuentran las oportunidades que les permiten llevar a cabo sus proyectos de vida) y para eso necesitamos que se proporcione a los pueblos la misma carta de servicios e infraestructuras básicas con los que se cuenta en las ciudades para que esas actividades afloren: banda ancha, comunicaciones, transporte, suministros adecuados (agua, depuración, electricidad), acceso a viviendas dignas, cobertura de servicios médicos, educativos, sociales, etc.

Es decir: hacer que los impuestos que pagan las gentes del medio rural igual que las de las ciudades se traduzcan en los mismos derechos. Pero mientras sigamos teniendo planes de desarrollo rural pensados en actividades primarias, que son como media el 2% del PIB de la UE ¿cómo podemos esperar que vivan en los pueblos el 25 o el 30% de la población como desearíamos? Es demencial y con un sector agropecuario cada vez menos rentable tenemos claramente la explicación de este desastre que, sin embargo, señala también el camino de qué hay que hacer para detener esta lacra.

 

PZBT: ¿Qué se esta haciendo a fecha de hoy en defensa de nuestro patrimonio cultural y territorial aragonés contra el imperialismo que esta ejerciendo desde un sector de Cataluña con el, parece ser, beneplácito del estado español?

R.: Creo que se deduce de gran parte de lo que he dicho antes: tenemos que reforzar nuestra identidad y nuestra solidaridad entre los pueblos y comarcas de todo Aragón. Tenemos que esforzarnos por ser más cultos, mejores conocedores de lo nuestro, pues es de nuestra ignorancia de la que se aprovechan quienes ningunean y expolian nuestro patrimonio, nuestro territorio, nuestros recursos y nuestra personalidad y dignidad como pueblo. Quizás esa ley de Derechos Históricos de Aragón que se está preparando puede ser un primer gesto, una señal, un aldabonazo a las conciencias para empezar a trabajar en serio en hacernos respetar como pueblo y reclamar nuestro espacio bajo el sol. No pretendemos ser más que nadie pero tampoco menos que nadie. Y deberíamos saber decir que “basta es basta”, aunque sea enseñando los dientes si hace falta.

 

PZBT: ¿Que significa para Ud. el territorio de la Bal de Tena especialmente Tramacastilla de Tena?

R.: A quiesta Bal de Tena ye o mío solar presonal. Astí plegué de ninón y me fazié ombre, me naturalizé tensino, aprendí a suya lengua, me chupí d'a suya cultura, falordias, tradizions, chenio e inchenio. Ye o mío país. En Tramacastiella de Tena tiengo a mía casa de retiro y ta ella recutiré cuan dixe de petenar por o mundo ta ganar-me a vida y pueda adedicar tot ro mío tiempo á istas chens en as que reconoxco ro esprito d'os fundadors d'iste suenio fabuloso y apasionador que se clama Aragón.

 

PZBT: Es zaragocista? Como ve el Real Zaragoza en este último tramo de la liga?

R.: No entendería ser aragonés y no ser zaragocista. Y más todavía cuando al Zaragoza no le ha ido bien. El zaragocismo también es un movimiento aragonesista y se ha de alimentar de esa tenacidad a la que aludía antes, imprescindible para poder vivir en una tierra como esta, manteniendo estas luchas largar, correosas, en las que nadie nos ayuda pero en las que creemos con toda la fuerza de nuestras convicciones. Y como aragonés, solidario e integrador: yo quiero el próximo año al Zaragoza y al Huesca en Primera División. Y tal y como veo al Zaragoza, si persevera, si no se rinde, si vamos todos a apoyarle contra viento y marea, allí los veremos, llevando las barras de Aragón por todas partes como ornato al mejor y más noble fútbol que nadie pueda practicar en Europa.

 

PZBT: Conocía la web de la Peña esquiadora y montañera del Altoaragón que está actualizada diariamente y que opinión le merece la labor y múltiples actividades que lleva realizando desde 1999 en Aragón así como la difusión turística que realiza fuera de nuestra comunidad autónoma?

R.: Sí que la conozco, especialmente desde que conocí a un buen y desaparecido amigo, Bastián Lasierra, a quien quiero recordar. Me parece una actividad encomiable la de esta Peña y un ejemplo estimulante para nuestras gentes, especialmente los más jóvenes. La web rezuma la imaginación, ganas, entusiasmo y compromiso con el progreso de nuestra tierra que tanto me gustan y con mayor orgullo por ser tensina. Como “gancho” turístico, combina dos grandes fuerzas movilizadoras: el esquí y el fútbol. ¡Inteligente y poderosa combinación!

 

Algo más que añadir?:

R.: Tan solo enviar un abrazo a todos los y las peñistas y desear que continuéis adelante con vuestra encomiable labor. Solo deseo que disfrutéis cada vez más con ella y que sera por muchísimos años.

 

 

pzbaldetena.com

pasión por aragón